Jorge Vergara, ¿quiere acabar con las chivas?

1 Oct

Realmente hay personas a las que el dinero y el poder las acaba, ya que se sienten las mejores del mundo y que pueden hacer lo que se les dé la gana. Un ejemplo de ello es el dueño de los vaqueros de Dallas, Jerry Jones, que desde que llegó ha llevado a los vaqueros a una franca decadencia, sólo por cumplir sus caprichos.

En México, su similar es Jorge Vergara, dueño de las Chivas de Guadalajara, el equipo más popular de México, a quien los ha llevado a la mediocridad plena y absoluta por sus ridículas decisiones.

El equipo más tradicional de México, que siempre se ha jactado de ser el único que juega con puro jugador mexicano, ahora es entrenado por un par de holandeses, pero lo peor es que la cabeza del proyecto vive en Barcelona.

Jorge Vergara debe bajarse a la tierra, ver la realidad del futbol mexicano y de su equipo, la dupla holandesa no es la adecuada para tomar las riendas de esta escuadra y, por primera vez, debe darle gusto a sus aficionados y evitar una debacle total, que terminará con un estadio vacío y un pobre espectáculo en la cancha.

Vergara es el clásico dueño de un equipo, sea del deporte que sea, que siente que por el hecho de tener la propiedad ya es un experto en la materia y puede tomar las decisiones que se le antojen, porque son las correctas, sin ponerse a reflexionar si realmente son las más adecuadas o son simplemente caprichos.

Jorge Vergara es un multimillonario que se aburrió del anonimato y se le hizo fácil comprar al querido equipo de las Chivas del Guadalajara, a quien ha arrastrado hasta la desgracia total, pero su objetivo ya lo cumplió: ya es famoso.

La mentalidad del señor Vergara tiene como premisa fundamental que lo extranjero es mejor que lo mexicano, no hay que olvidar que él fue uno de los que más apoyo la llegada de Sven Goran Erikson a la selección mexicana y ese fue un fracaso más en la historia del futbol mexicano.

Las chivas no requieren una escuela europea que los lleve a jugar como el Barcelona, como ilusamente piensan los holandeses y el propio Vergara, sino más bien necesitan a alguien que sepa como funciona el futbol en nuestro país, con “colmillo”.

Ahora el técnico holandés decide correr del equipo a dos jóvenes promesas, pero que nomás no le cayeron bien o no le llenaron el ojo.

En fin, señor Vergara, todavía está a tiempo de remediar la situación: el barco está comenzando a hundirse, pero todavía se puede salvar, sólo se requieren buenas decisiones, antes de que el equipo más popular de México realmente lamente lo que no tarda en llegar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: