El amor a la camiseta

10 May

Qué pena da ver cómo es cada vez más frecuente que los jóvenes rechacen representar a su país en competencias internacionales, bajo el pretexto de prepararse mejor y así obtener un buen equipo para su futuro.

Primero fue Jonathan Dos Santos, quien después de ser relegado del pasado Mundial de Futbol, hizo berrinche y rechazó las convocatorias en varias ocasiones.

Ahora el que se da el lujo de decir no a la selección mexicana de futbol es Carlos Vela, alegando que necesita hacer una buena pretemporada para conseguir un buen equipo en la próxima temporada.

¿En serio? ¿Carlos Vela es el gran estrella que puede darse el lujo de decirle no a la selección mexicana para los Juegos Olímpicos?

Es una verdadera lástima ver el desempeño de jugadores jóvenes que en cuanto empiezan a destacar tomen aires de estrellas y dicen no a la selección de su país. No me quiero ni imaginar las poses que tendrían de tener la calidad de un Messi o Cristiano Ronaldo.

Todavía, hace pocos días en conferencia de prensa, Carlos Vela dijo: ““Me he planteado la posibilidad de jugar los Juegos Olímpicos. Aún queda tiempo y no sé lo que pueda pasar”. ¿Qué cambió en este tiempo para ese cambio de opinión?

Lo que es un hecho es que Carlos Vela no tiene una buena relación con Luis Fernando Tena y que puede más su ego y su interés personal que el orgullo de representar a su país en los Juegos Olímpicos.

Es lamentable observar cómo el amor a la camiseta ya es prácticamente una frase del pasado, que los tiempos del pasado cuando era un verdadero motivo de satisfacción defender los colores de tu país, sin importar los intereses personal o económicos se han quedado en un simple recuerdo.

Pero esto es simplemente un reflejo de lo que se ha convertido el futbol: un negocio, donde lo más importante es asegurar un futuro económico y por ello no es raro ver cómo los jugadores cambian de equipo como de calcetines, gracias a los estratosféricos contratos que les ofrecen.

Los románticos del futbol estamos de luto, el amor por el deporte y por defender a tu selección se ha terminado, si no basta analizar cuántos jugadores amenazan con no jugar un Mundial, sí un Mundial, por no llegar a arreglos en primas, sueldos, etc.

Anuncios

Una respuesta to “El amor a la camiseta”

  1. Adrian mayo 10, 2012 a 3:49 pm #

    El amor por el deporte se murió hace mucho tiempo. Los directivos fueron los primeros en echárselo al plato. Pero me queda una duda, ¿de veras son tan indispensables esos dos? Del “Chicharito” tal vez podamos entenderlo, pero ¿Vela? ¿De verdad estamos perdidos sin él?

    Por otra parte, eso de que no jueguen si no llegan a arreglos me parece lógico. Recuerda lo que le hacían y le hacen a los reporteros novatos: te publicamos sin sueldo, “pero lo importante es que te fogueas, agarras experiencia y te das a conocer”. En el caso de los jugadores, sudan la camiseta y ganan torneos mientras otros se quedan con el varo de los patrocinios, las comisiones, los juegos “amistosos”, las transmisiones y todo lo que deje utilidades.

    No perdamos de vista que las selecciones de futbol son un negocio privado y camuflados con los colores nacionales representan a un grupo de accionistas, empresarios, socios o como se llamen y no a un país. Un gran negocio que se atarraga hasta el sobrepeso y la obesidad del dinero y el patrioterismo de mucha gente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: