Los dueños del futbol mexicano, como la mafia italiana

12 Feb

Si son ciertas las versiones de que Mario Carillo podría ser vetado por los dueños de los equipos de la Liga MX estaremos ante una nueva versión de la clásica mafia italiana, donde si estás con uno eres amigo, si no eres el enemigo número uno.

Ahora resulta que un director técnico no puede demandar sus derechos como ex trabajador porque los mandamases del futbol lo vetan. La Ley Federal del Trabajo, aún con todas sus enormes deficiencias, estipula claramente que los trabajadores pueden reclamar algo con sustento y bases.

En este caso es aún más claro que Mario Carrillo tiene la razón, ya que el propio club de los Pumas accedió y le pagó lo que le debía, es decir no hubo motivo para pensar que Carillo actuó de mala leche.

Lo que se demuestra, independientemente de las reformas laborales, es que si algo necesita una verdadera reglamentación es el futbol mexicano, donde se pongan límites y se respete al máximo la ley: por ejemplo, el tan famoso caso de la multipropiedad se la han pasado, por los siglos de los siglos, por el arco del triunfo. De milagro, Carlos Slim ya logró ingresar, pero inmediatamente ya cayó en los mismos excesos y también es socio de más de un equipo.

Un veto a Mario Carrillo sería, simple y sencillamente, anticonstitucional y violatorio de sus derechos humanos, además de que pondría un peligroso antecedente para todas las personas que están y viven del mundo del futbol: pobres de quienes se atrevan a perder el miedo y demanden, porque ahí puede terminar su carrera o su forma de vida.

De por sí ya tienen su famoso “pacto de caballeros” donde hacen lo que quieren con los contratos de los jugadores, ahora ya nada más también les falta dominar fácilmente a los directores técnicos, pisoteando todavía más los derechos laborales.

Definitivamente, los dueños del futbol sacan una vez más el cobre y demuestran que son una verdadera mafia, que actúa inmisericordemente aplicando vetos y pactos de verdaderos rufianes, donde lo que realmente les interesa es el aspecto económico y no el futbolístico.

Anuncios

Basta un partido malo para apedrearlos

7 Feb

¿Realmente existe la afición por la selección nacional? Esta pregunta la realizo porque no puedo creer que baste un partido malo para que la gente se volteé al equipo de sus amores, lo abucheé e incluso empiece a vitorear al equipo rival.

Sí es cierto, la exhibición de la selección mexicana fue pésima, dejó bastante que desear y nadie salió satisfecho o contento, a excepción claro de los jamaiquinos, pero es en estos justos momentos cuando los jugadores necesitan el apoyo de sus aficionados. No existe equipo alguno en el mundo que juegue siempre bien, incluso España, Brasil, Argentina, Alemania, Italia y pongan el nombre que quieran aquí, tienen sus días y rachas malas.

Qué fácil es subirse al barco de los éxitos y celebrar los triunfos en el Angel o en las plazas principales del interior de la República, donde siempre se echan las campanas al vuelo e incluso se habla de uno solo: “ganamos”, “dónde están los (rival en turno) que nos iban a ganar”, pero cuando llegan los fracasos surgen los deslindes y ya no son parte del equipo: “ridículos, qué manera de perder”, “que malos son”, “para lo que les pagan deberían jugar mejor”, “ratones verdes”, etc.

Una vez más, el periodismo y los seudo aficionados salen a la vista cuando se ausenta el triunfo de la selección y se dedican a sembrar el derrotismo en el ánimo de los mexicanos. Apenas inició la eliminatoria mundialista y ya empiezan a sembrar el desánimo y la angustia de que será difícil la asistencia al mundial de Brasil. Esos mismos que hace poco gritaban al cielo que era la mejor selección mexicana de la historia, ya que había conseguido lo nunca hecho: ganar un oro en los Juegos Olímpicos.

Hay que tener paciencia y esperar hasta que termine la eliminatoria para calificar el desempeño de la selección nacional. Quiero ver a estos mismos críticos que están yéndose a la yugular cómo van a ensalzar al tricolor y al Chepo cuando lleguen los triunfos y sobre todo cuando se califique al Mundial, porque estoy seguro que se conseguirá. Reitero e insisto, hay que estar con tu equipo en las buenas y en las malas.

Hora de borrar definitivamente a Vela

25 Ene

¿Realmente Carlos Vela es tan bueno? Lo dudo mucho y creo que no vale la pena hacer todo un show (para shows ya tenemos con Cassez) porque una vez más el jovencito declinó asistir a lo que debe ser un orgullo para cualquier persona: representar a tu país.

Pero una cosa es un hecho: Vela no hace falta en la Selección Mexicana de Futbol, no es un jugador desequilibrante de los que no se pueda conseguir uno, dos o hasta más con esas características, como podrían ser el Chuletita Orozco, Raúl Jiménez, Giovani Dos Santos, Oribe Peralta, entre otros varios. El único mérito del cual se puede jactar Vela: haber sido campeón juvenil.

La realidad nos indica que la selección nacional, anteriormente llamada “ratones verdes”, ha crecido mucho sin Vela y ha logrado grandes éxitos como triunfar en la Copa de Oro, en la Confederaciones, en los Juegos Olímpicos, etc.

Tal vez en alguna ocasión Vela hubiera sido el jugador perfecto para la selección nacional, momento en que vino el primer desprecio por la camiseta verde, pero en la actualidad ya existen varios jugadores que están cumpliendo en sus equipos. Creo que se necesita a alguien que ubique a Vela en su verdadero nivel y le explique claramente, si es necesario hasta con una maqueta, que él no es el Messi mexicano ni el salvador del equipo tricolor, ni nunca lo será.

Definitivamente, El Chepo de la Torre y los subsecuentes entrenadores deberían borrar de sus planes a Carlos Vela y dejarlo que se vista “de gloria” en España, ya que ese es su verdadero deseo y amor.

Con o sin récord, Messi es el mejor

14 Dic

Los récords, sobre todo ene l futbol, siempre han sido muy cuestionados, sobre todo por el cambio que ha habido en este deporte y, principalmente, por la falta de registros que acrediten realmente lo que muchos presumen, pero lo que no queda duda es de que en la actualidad Lionel Messi es simplemente el mejor jugador del mundo, no sólo como futbolista, sino como persona, ya que a pesar de sus logros el mantiene la sencillez y humildad.

Realmente eso es lo más destacable, ya que es una costumbre que los deportistas, sobre todo los futbolistas, logren algo de qué presumir e inmediatamente se vuelvan soberbios.

Lionel Messi es el jugador con mayor fuerza y puntería para hacer goles en la actualidad, ni siquiera Cristiano Ronaldo puede presumir de ello y si a eso se agrega que el Barcelona es un conjunto que se entiende hasta con los ojos cerrados, es explicable que el argentino lleve una cantidad impresionante de goles, pero Messi siempre aprovecha las oportunidades que se le presentan.

Ahora que Lionel Messi ha roto el récord de goles en un año calendario, no faltan los oportunistas que aseguran que el récord no era de Gerd Müller, pero la cuestión es por qué hasta ahora lo expresan y no cuando todo el mundo decía que el récord era del alemán.

La naturaleza humana, al parecer, obliga a que siempre se cuestione el trabajo de alguien, sobre todo cuando ese alguien es exitoso. Sin lugar a dudas, Messi le debe gran parte de su éxito a los grandes compañeros que tiene en el equipo blaugrana, pero el argentino realmente hace de manera sobresaliente lo que le corresponde y para lo que le pagan millones de dólares.

Nada es gratis en esta vida y si alguien quiere destacar lo tiene que hacer con una gran inversión de tiempo en lo que se hace.

Pero insisto, independientemente de su magia futbolística, a Lionel Messi se le debe resaltar por su gran sencillez, que muy rara vez se logra ver en un astro.

Datos del fútbol internacional

13 Dic

Mayor goleada en partido internacional: Australia venció a Samoa Americana 31-0 el 11 de abril de 2011. Además, en este encuentro marcó 13 goles el delantero australiano Archie Thompson, que tuvo el placer de coronarse así con el récord al jugador que más goles logró anotar en un solo partido.

Gol más rápido de la historia: El uruguayo Ricardo Oliveira tardó sólo 2.8 segundos en adelantar a su equipo (Río Negro) en un partido contra Soriano Interior. Cabe destacar que Matías Martínez, jugador del Racing de Avellaneda argentino, igualó con 8 segundos el autogol más rápido de la historia, que lo mantenía Pat Kruse, jugador del Torquay United de la cuarta división inglesa.

Los mayores goleadores de la historia: Arthur Friedenreich, jugador brasileño de principios del siglo XX, cuenta con 1,379 goles, aunque los datos no terminan de ser confirmados por la FIFA debido a los problemas documentales de la época.

Raúl González Blanco es el futbolista con el mayor número de goles en una competición internacional de clubes con 71 goles en la UEFA Champions League, mientras que Pedro Rodríguez y Lionel Messi, ambos jugadores del Barcelona, han sido los únicos capaces de anotar goles hasta en seis competiciones de clubes distintas en una misma temporada, así como Samuel Eto’o lo logró en siete, contando la Copa de África y la Copa del Mundo.

La peor selección del mundo: la selección de San Marino es el combinado nacional que más partidos oficiales ha perdido y, al mismo tiempo, menos partidos ha ganado con 1 victoria, 4 empates y 104 derrotas en 109 partidos. La selección de San Marino llegó a pasar hasta 18 años sin ganar un partido.

Los mejores clubes del mundo: Milan y Boca Juniors han ganado 18 títulos internacionales cada uno. En España, el Barcelona es el único equipo del mundo que ha logrado un sextete, con los títulos de Liga BBVA, Copa del Rey, Champions League, Supercopa de España, Supercopa de Europa y Mundial de Clubes en una misma temporada. El Real Madrid, por su parte, es el equipo que más partidos ha logrado permanecer invicto como local de la historia del fútbol mundial, con 321 encuentros.

Los jugadores más extraños: El mexicano Salvador Reyes Monteón -Chava Reyes- logró convertirse en el futbolista más viejo de la historia al jugar 7 segundos con el Guadalajara a los 71 años y 3 meses de edad en 2008, mientras que el más joven es el boliviano Mauricio Baldivieso, que logró debutar a los 12 años de edad con su padre como entrenador del Aurora. Por otro lado, William ‘Fatty’ Foulke, futbolista inglés de finales del siglo XIX y principios del XX, es todavía el jugador más gordo de la historia del fútbol, llegando a pesar más de 150 kilos.

Mayor goleada en un partido de primera división: En el campeonato escocés, el Albroath goleó 36-0 al Bon Acord en 1885.

Más goles por un jugador en un partido de primera división: el jugador francés Stephan Stannis del Racing Club de Lens le convirtió 16 goles al Aubury Asturies, en el campeonato francés, jugado en Lens, en 1942 durante la segunda guerra mundial.

Goles en menos tiempo: En el campeonato argentino, Maglioni de Independiente logró convertir tres goles en 1 minuto y 51 segundos a Gimnasia y Esgrima de la Plata, el 18 de marzo de 1973.

3 goles en menos tiempo/partidos internacionales: George Hall de Inglaterra alcanzó dicha cifra en 3 minutos y medio frente a Irlanda (16 de noviembre de 1938).

Frases de Pacquiao

11 Dic

Yo no voy a buscar noquearlo. Voy a tratarle de ganarle como pueda y si el nocaut llega, pues qué bueno, durante una conferencia telefónica desde su campo de entrenamiento en Hollywood, California, respecto a su pelea contra Mosley.

Mis fans me estaban esperando allí y yo no quería decepcionarlos.

Si él quiere una revancha, voy a darle una revancha. Debe haber una tercera pelea.

Estoy completamente enfocado en Velázquez, … Si él es capaz de llegar hasta el final, creo que me va a ayudar en cuanto a mi experiencia y la resistencia a Morales. Pero la única lucha en la que estoy pensando ahora mismo es la siguiente.

En mi última pelea había un montón de distracciones en mi mente… Ahora no hay distracciones. Sólo estoy preocupado por mi oponente. Estoy muy centrado en mi entrenamiento.

Todos mis compatriotas tienen la esperanza de que puedo ganar esta pelea. Si gano a Morales, será un gran honor para mí regresar a Filipinas con la victoria. Quiero mucho a mi país, será bueno para mi país y para mis fans.

Sé que todos en Filipinas están felices por mi.

Hice mi mejor esfuerzo.

Tengo que pelear con los muchachos que anhelan pelear conmigo, al promover la pelea que tendrá contra Timothy Bradley Jr.

No tuve la suficiente precaución ante un rival nada fácil como ya ha demostrado en los 42 asaltos que hemos disputado desde 2004.

Hice lo mejor sobre el cuadrilátero, pero esto es el deporte del boxeo. Esto es deporte.

Dominaba la pelea y lo había alcanzado varias veces con golpes potentes en los dos últimos asaltos, pero buscaba el golpe el definitivo y nunca pensé que yo fuese el que lo recibiese.

Frases de Juan Manuel Márquez

10 Dic

Ahora sí no dejó rastro alguno para que le robaran la pelea. Por eso, rindamos un pequeño homenaje a Juan Manuel Márquez, con algunas de sus frases:

Nos vamos este año, si se hace o no la cuarta pelea con Pacquiao: nos vamos.

Qué más tengo que hacer para Ganar, tras el tercer combate con Pacquiao.

No hay duda de que en mi mente gané las tres peleas.

Dicen que ya estoy viejo porque tengo 39 años, pero yo digo que viejos los cerros y además reverdecen.

Quiero descansar antes de pensar en quinta pelea.

Gracias por este apoyo, estoy muy emocionado de poder estar aquí con todos ustedes, saben que la pelea se las voy a dedicar, voy a poner en alto el nombre de México, como siempre lo he hecho.

Gracias a Manny por aceptar esta pelea porque la pasada nos la robaron.

Ya le gané las tres veces anteriores y le voy a volver a ganar otra vez, ahora más claro para no dejar dudas.

Después del segundo combate, se dejó ver con una camiseta verde que tenía enfrente una leyenda que decía: “Márquez beat Pacquiao twice!!! (Márquez derrotó a Pacquiao dos veces!!!) y por la parte de atrás decía: “Pacquiao, your next (Pacquiao, tú sigues).

Sé que hay otros boxeadores que quieren subir al ring contra mí, pero sin duda alguna yo quería una tercera pelea con Manny Pacquiao, pero él siempre pone excusas.

Estoy seguro que el filipino puede bajar de peso, a menos que me tenga miedo, aunque obviamente, mi prioridad es Pacquiao, así que no tengo ningún problema con subir a 140 libras (63.5 kilos). Manny, deja de poner excusas y pelea conmigo.

Finalmente, una que no es de Juan Manuel Márquez, pero me pareció muy buena: Ni sus papás le pegaron así (a Pacquiao): el manejador Ignacio Beristáin.